Ir al contenido principal

Excursión a Sant Miquel del Fai



Sant Miquel del Fai es uno de esos lugares que parece imposible encontrar cerca de una gran ciudad como Barcelona. Un monasterio cuyos orígenes datan ya del año 997, cuando se construyó la ermita románica rupestre, y enmarcado en un paisaje rocoso fascinante en el que se precipitan al vacío las cascadas del río Tenes y Rossinyol con casi 200 y 100 metros de caída respectivamente.

Sant Feliu está situado en los últimos contrafuertes de los Cingles de Bertí y las zonas más llanas de la cuenca del Tenes y la riera de Caldes. Así, se extiende por el sector montañoso y quebrado que enlaza los cingles de Bertí o rinconada del Fai, el turón de Montbui y la montaña de Sant Sadurní de Gallifa.


El recorrido se inicia en el Parc Usart de Sant Feliu de Codines. Este parque se localiza en una pronunciada curva de la carretera que lleva desde Sant Feliu hacia Sant Miquel del Fai. Antes de entrar al parque, a la izquierda de la puerta, sale un sendero que rodea por unos instantes la valla del parque y se asoma al abismo del valle de Tenes. El sendero, marcado con unas señales de pintura de color azul, baja entre los pinos hasta salir a una pista forestal. Giramos a la derecha y continuamos entre jaras y retamas hasta finalizar la ligerísima subida en la que se abre el paisaje. En este punto el sendero, no muy visible, sale en bajada hacia la izquierda hasta situarse a media ladera y avanzar por ésta a través de una estrechísima senda semioculta por la vegetación en la que proliferan jaras, tomillos, retamas, esparragueras y los más incómodos piornos y zarzas. El pantalón largo se antoja impresindible si tenemos cariño a nuetsras piernas.
Llegamos enseguida a una primera cascada, de unos 15 metros de altura en un paraje bonito. Seguimos a media ladera para ir bordeando poco a poco la ladera. Al terminar la larga curva y tras dejar atrás un pasamanos metálico que no será preciso tocar si no existe riesgo de resbalar por la roca si está lloviendo, el sendero supera el último giro pasando bajo la visera de la roca para salir decididamente al valle del Tenes.

Si nos fijamos, al fondo se adivina una cascada y a su derecha el edificio del monasterio de Sant Miquel del Fai. Se trata de la cascada del río Rossinyol.
El sendero prosigue su camino siempre a media ladera por encima de enormes cilindros rocosos y sale a una pista entre cultivos de viñas y olivos. La pista baja hasta el río y lo cruza (no existe puente) para llegar a un par de masías. Antes, nada más salir a la pista de tierra, encontramos la señal blanca y roja del GR. 5. Este sendero de Gran Recorrido nos conducirá hasta el final del recorrido. Son los últimos 2 kilómetros de ruta y se realizan en subida. Aunque no es muy dura, si es mantenida. A la derecha se abre poco a poco una cascada todavía mayor que la de Rossinyol. Se trata de la principal cascada del valle y duplica en altura a la anterior. Está compuesta por tres grandes saltos que se unen formando pozas y dan lugar aun enclave de gran plasticidad.
El sendero remonta la ladera dando vista a las dos cascadas y llegamos así a la puerta del Priorato benedictino de Sant Miquel del Fai, enclavado en los farallones rocosos de arenisca conocidos como los Cingles de Bertí conformando un bello espacio natural.

El espacio natural de Sant Miquel del Fai ofrece además un recorrido interior muy singular en el que visitar la entrada de la Abadía (s. XIV), la Casa del Priorato, la iglesia rupestre del siglo X, un par de cuevas, el lago de las Monjas, la ermita del siglo X y un largo etcétera de atractivos, como el fantástico puente del siglo XVI construido a la entrada del monasterio, y que permite acceder a través de la Foradada, una pequeña fisura en la roca.

Para más información:

Comentarios

Entradas populares de este blog

AppleTV + XBMC pareja perfecta

Desde que se publicó el pasado mes que ya se podía hacer jailbreak en el apple TV de 2ª generación, lo tengo ya realizado en el mío junto con la instalación del XBMC.
Mi Apple TV ha ganado mucho con el XBMC pero básicamente lo utilizo para:

Instalación RAM en un iMAC

Hoy he ampliado la memoria RAM en mi iMAC, le he puesto 4GB de RAM. Es una tarea bastante fácil, dado que los slots de memoria están bastante bien accesibles. A continuación detallo los pasos a seguir para la instalación: